Wikileaks: ¿El malo de la película?

De acuerdo a la definición de Wikipedia, Wikileaks es: “…un sitio web que publica informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia religiosa, corporativa o gubernamental, preservando el anonimato de sus fuentes. El sitio fue lanzado en 2006 y está gestionado por The Sunshine Press. Uno de sus asesores, editor en jefe y actual director es el australiano Julian Assange. El portavoz, desde septiembre de 2010, es Kristinn Hrafnsson, después de la renuncia de Daniel Domscheit-Berg, quien planea fundar su propio portal de filtraciones.”

Los gobiernos a nivel mundial están altamente alarmados desde que Wikileaks anunciara la publicación de un compendio de información confidencial 7 veces más grande que la relacionada con la guerra de Irak filtrada meses atrás.

En su cuenta de Twitter se publicó el siguente mensaje: “En los próximos meses veremos un mundo nuevo, donde la historia mundial será redefinida. Mantenernos fuertes”. Esto nos da a pensar sobre el contenido de dichos documentos clasificados. El día de hoy denunciaron incluso a través de Twitter que se han direccionado varios ataques DoS en contra de Wikileaks, a lo que se suma la orden de captura a Assange por la Interpol a petición del Gobierno de Suecia, y los rumores de declarar a Wikileaks organización terrorista.

La pregunta que nos viene a la mente a todos es si los gobiernos involucrados en la liberación de información clasificada podrán luchar contra Wikileaks. En la práctica, desde mi punto de vista, creo que a pesar de que lograran algo, el Internet es tan versátil que al siguiente día tendríamos otro Wikileaks recargado, esto, por la naturaleza misma de lo que sucede en Internet. Y es que no es fácil darse cuenta de que lo mismo ha pasado con otras iniciativas parecidas pero con propósito diferente, como por ejemplo, aquellas que permiten descargas “ilícitas”, obviamente llamadas así por la industria discográfica o de contenido que son los principales afectados. Hoy el afectado no es una empresa sino varios gobiernos del mundo entero pero la analogía es válida.

Con estos antecedentes vienen aún más interrogantes: ¿Los ciudadanos del mundo nos veremos intimidados por nuestros gobernantes?, ¿dejaremos que maten a Wikileaks?, ¿dejaremos que encierren a Assange?, recordemos que siempre habrá alguien que levantará todo otra vez y brazos económicos dispuestos a ayudar por la naturaleza de colaboración de la red.

¿Es entonces Wikileaks el malo de la película? Como en todo, la respuesta depende de si te afecta o no lo que han revelado. El hecho principal, es que debemos luchar por la neutralidad de la red y por permitir la libertad de todas las iniciativas. Estamos en una era en la que gracias al Internet ya no somos solamente los vigilados, los ciudadanos también podemos vigilar a nuestros gobiernos, opinar, publicar y mantener los documentos de Wikileaks y de muchas otras iniciativas en tantos sitios que será imposible se desagan de todos los documentos, ya no estamos en tiempos en que podían clausurar una oficina física, encarcelar, demandar y desaparecer las evidencias, Wikileaks está en todas partes en cada página web del mundo que se ha hecho eco.

El mundo globalizado de hoy permite que la información circule a una velocidad impresionante, hoy, todos podemos opinar a través de Facebook, Twitter, Blogs, páginas web, etc., somos nosotros los generadores de la noticia. Tomando en cuenta esto, es necesario analizar el impacto y las repercusiones de estas publicaciones de Wikileaks. ¿Será al final de los días una opción bloquear el Internet?, ¿los usuarios dejaremos que la libertad que tenemos hoy sea silenciada?, ¿hasta dónde y hacía donde va la libertad en Internet?.

Update 1: El fiscal general de EE.UU., Eric Holder, informó hoy (29 de Noviembre de 2010) que su departamento abrió una investigación criminal por la filtración masiva de documentos diplomáticos por parte de Wikileaks.

Update 2: La dirección Wikileaks.org ya no es accesible después de que la empresa EveryDNS.net la cancelara, en reacción a esto se han creado cientos de mirrors o servidores espejo llevándose al momento la siguiente cuenta: “Wikileaks is currently mirrored on 1334 sites (updated 2010-12-08 22:43 GMT)”

Update 3: Julian Assange es encarcelado bajo cargos de abuso sexual y se está esperando su extradición a Suecia.

Update 4: Las empresas Amazon, Paypal, entre otras han cortado vínculos con Wikileaks, lo que ha desatado una guerra digital. Una grupo de activistas anónimos están ahora mismo atacando todos los sitios web considerados enemigos de Wikileaks, se considera que ellos han sido los responsables de la caída de Mastercard y Visa, y se supone que uno de los siguientes de la lista sería Twitter por censurar el diálogo entorno a Wikileaks.


About

Leave Comment