Enero 1. Ecuador: de Banana Republic a la No República

Pues como leer enriquece, el primer post de este año para mi blog y una forma de retomarlo es hacer pequeñas referencias a los libros que voy leyendo.

El primer libro que leí este año y precisamente en la última semana de Enero durante mi viaje en avión a San Francisco a una reunión de grupos de usuarios de Oracle Corporation fue “Ecuador: de Banana Republic a la No República” escrito por Rafael Correa, Presidente Constitucional de la República del Ecuador (Random House Mondadori, S.A. ISBN: 978-958-8613-00-0. 198pp. 24USD)

De la contraportada del libro:

“En este libro el lector encontrará una detallada exposición de los manejos que se le han dado a la economía ecuatoriana en los últimos años, y que explican la dificultad y complejidad de las circunstancias actuales. Aunque Rafael Correa no abandona en ningún momento el rigor y la seriedad propios de un texto académico, consigue una narración fluída y amena, en la que pone en evidencia la profundidad de su compromiso con el destino del pueblo ecuatoriano y de toda América Latina.

Mediante una prosa cuidada y con ejemplos ilustrativos, Rafael Correa ha explicado cómo el neoliberalismo ha sido una noche larga y triste en la historia de nuestros países. Su conclusión es que el continente americano requiere de políticas y de verdaderos empresarios que promuevan relaciones más justas entre capital y trabajo, es decir, un camino hacia el equilibrio social y la erradicación de la pobreza.

Ecuador jamás fue social ni económicamente un paraíso, pero lo que se hizo en las últimas décadas realmente no tiene nombre. De ahí el título Ecuador: de Banana Republica a la No República […]. Aspiro a que este libro ayude a la verdadera liberación de nuestros pueblos, por medio del conocimiento y la comprensión de las barbaridades que se han hecho con nuestros países, y que sea un aporte más para nunca volver al pasado”.

Comentarios:

La lectura de este libro me resultó bastante pesada ya que está escrito para economistas, por lo que muchas veces tuve que remitirme a internet para saber de que trataba, esto, me obligó a leer varias veces algunos de los párrafos ya que mi falta de conocimiento de algunos temas hacía que me pierda fácilmente en las palabras.

Durante los primeros capítulos se hace un análisis de la economía ecuatoriana en las décadas de los 80 y 90, sin olvidar claro la crisis del 99 y sus secuelas, para posteriormente dejar a un lado la jerga especializada y centrarse más en críticas puntuales al manejo monetario ecuatoriano y hacer varias propuestas, algunas de ellas interesantes pero no se hasta que punto aplicables por el propio Correa.

En el libro se relata con tanta pasión lo que Correa denomina “la larga noche neoliberal” y como nos arrebató la patria que es lógico dar razón a las actuales políticas gubernamentales. En este contexto se relata por ejemplo: “.. este es uno de los rasgos más recurrentes del neoliberalismo: su incapacidad de generar empleo, fruto, entre otros motivos, de un bobo aperturismo que destruye puestos de trabajo y producción nacional”. Detalles como éstos se encuentran muchos en el libro pero me pregunto yo ¿en época de Revolución Ciudadana y bajo la batuta del autor del libro, ¿no reclamamos los ecuatorianos empleo y apoyo a la producción nacional? al parecer, en lugar de haber acabado con la famosa larga noche neoliberal seguimos inmersos en ella pues las políticas que se han emprendido al parecer no han dado el resultado deseado y creo yo esto se debe a que se han querido atacar muchos frentes sin obtener resultados al menos de uno de ellos primero para combatir el segundo, y ¿por qué hago referencia a esto? porque en el libro también se hace la siguiente referencia “…una de las más grandes víctimas de la larga y triste noche neoliberal fue la clase trabajadora…” y critica el despido, la tercerización y el contrato por horas, en este contexto Correa manifiesta la necesidad de salarios más éticos, justos y dignos de tal manera que ninguna empresa pueda declarar utilidades hasta haber alcanzado para todos los trabajadores un salario digno.

Solamente en este pequeño análisis podrá el lector darse cuenta que hemos entrado en un círculo vicioso en donde Correa es crítico de no incentivar la producción nacional pero a su vez el mismo no ha podido hacerlo y por otro lado es crítico de los salarios mínimos pero como no ha podido lograr lo primero ahora se ve incapaz de negociar con los empresarios un salario ético como él lo llama de tal suerte que hoy se ve entre la espada y la pared y quien sabe por cuánto tiempo.

Otro tema que me llamó bastante la atención del libro es el análisis que se hace sobre la inflación, para Correa, en Ecuador y muchos países de América Latina se establecieron Bancos Centrales autónomos de los Gobiernos centrales orientados exclusivamente al control de la inflación y critica en este punto que tener una baja inflación sea un indicador de crecimiento y basa su teoría en que la inflación representa únicamente la pérdida del valor de los activos líquidos, de tal manera, que cuando ésta se presenta lo único que ocurre es una transferencia de recursos hacia la autoridad central compensándose a los pobres que serían los perjudicados en base a ajustes salariales. Tomando en cuenta ésta teoría es correcto que hayamos registrado índices altos de inflación durante el período de Correa los cuales han sido apaleados en base a cambios en las fórmulas de cálculo de este “impuesto” pero lo que me pone a pensar es que la solución es nuevamente un ajuste salarial el cual no se ha dado porque simplemente no es viable en las condiciones en las que nos encontramos, de ahí que el común ciudadano vea más difícil llenar la canasta cada vez que va al supermercado y nos hemos visto obligados a reducir la cantidad de víveres que compramos.

En fin, dejo al lector sus propias conclusiones las cuales pueden compartirlas con comentarios en este post, las mías no son más que puntos de vista desde el espectro del ciudadano común, la calificación final es que es un libro interesante porque nos permite conocer como piensa el Presidente ya que es un libro oficial desde mi punto de vista ya que él firma como tal y no como ciudadano, lo que sí llama la atención es la incoherencia ya que lo expresado y lo practicado se contrapone y he querido demostrarlo con dos sencillos ejemplos.

Update a 22 de Febrero de 2010:Algo que se me pasó y que no menciono en el post es el tema de la editorial e impresión del libro, esto lo menciono porque Random House Mondadori es una multinacional que no tiene presencia en Ecuador razón por la cual el libro fue impreso en Colombia, ¿acaso esto no contradice una vez más el discurso de nuestro Presidente?, ¿por qué en lugar de preferir lo nuestro se recurrió a esta gran editorial?, obviamente los réditos de producir el libro en este tipo de editoriales debe ser muy alto y se ajusta a la imagen de un mandatario de una nación pero extraña nuevamente la falta de coherencia en el discurso.


About

6 Comments

  1. John Coronel

    /

    Despues de todo no debería sorprendernos las incoherencias venidas de Carondet, una cosa es la teoría y otra la practica. En teoría los conceptos socialistas de nuestro presidente Correa son humanistas e idealistas, pero en la práctica son un vano intento mas por desterrar la desigualdad social en la que se ve inmerso nuestro pais. En verdad debemos errumbarnos a una nueva practica socio economica que heche abajo estas tontas y caducas teorias de socialismo y liberalismo, las que irremediablemente vendrán en poco tiempo, una nueva era de pensadores dará paso al genesis de un nuevo orden mundial, preparemonos


  2. David Barrera

    /

    Señores, todo es un proceso, ademas, se que es su humilde opinion, pero de opinion a verdad, me parecen sus opiniones muy pero muy superficiales primero, la produccion se ha incentivado y mucho, claro no para las grandes empresas sino para las pequeñas, lo que pasa es que la prensa no saca eso, seguramente usted nunca ha visto ni 1 sabado el enlace para poder comparar con argumentos, en fin, señor jhon coronel y su “nueva era de pensadores” me suena a la cancion aguanta de sal y mileto.
    la nueva filosofia vendra del sur y no del norte
    la sabiduria emergera de los ojos con tierra y lagrimas y no de los ojos azules que no han sufrido nada, ni han querido cambiar nada para no sufrir


  3. xavier

    /

    Para eso es el Socialismo del siglo XXI, que incluye ya al mercado como una verdad. Los pensadores están ya aquí.


  4. Paola Post author

    /

    Yo solo le pregunto al señor David Barrera, usted es dueño de una pequeña empresa acá en Ecuador? si es así dígame como consiguió los incentivos y cuánta plata le dieron para desarrollar su pequeño negocio?.

    Ahora si la respuesta es no y solo escribe eso porque lo escuchó en una cadena presidencial, déjeme decirle que nuestro país ha vivido muchos años en manos de politiqueros que se han robado la patria y no conformes se suben a las tarimas en las plazas a mentirle al pueblo. Si después de todo lo que ha vivido el país usted sigue creyendo en los políticos y las mentiras sabatinas, lo invito a que se de una vuelta por la realidad de nuestro país que en poco o nada a cambiado.

    El otro tema es: “Filosofías del Sur”?, eso me suena a un grupo de jipies locos o roqueros locos que no saben de la vida y solo les interesa andar cantando por ahí. Ojalá pudiéramos ser un país próspero con un buen sistema capitalista. Ojo buen sistema capitalista tampoco digo que lo que hacen los Norteamericanos sea digno de admiración en todos los aspectos.


  5. DANIEL

    /

    si se empezo a desangrar la economia del Ecuador desde los años 80 porque piensas que se lo puede solucionar en 4 años… si Rafael Correa se lanza a la reeleccion yo votaria por el nuevamente, porque tiene una vision macro de la situacion economica y no por un Gutierrez o un Vera que no sabemos que los ira a asesorar. Son mas las cosas buenas de este gobierno que las malas… solo que cada quien ve con los ojos que le convienen


  6. Mónica Colimba

    /

    Bueno yo una adolescente ecuatoriana que se interesa por el país por el futuro del país, me he puesto a pensar en la economía de nuestro país desde un principio como bien sabemos nuestro primer presidente fue el Gral. Juan José Flores elegido presidente por su gran hazaña en la batalla de Tarqui, he aquí el problema en que nuestros gobernantes no eran lo necesariamente capacitados en su profesión para tomar las riendas para un buen manejo de nuestro país pues si vemos la mayoría de nuestros mandatarios fueron generales, doctores hasta un arquitecto es por eso miren Jamil Mahuad fue un abogado y en la historia por primera vez tenemos a un presidente economista que hasta mi punto de vista ha sabido sacar al Ecuador adelante teniendo ideas innovadoras como es el cambio de la matriz productiva lo cual beneficiara a todos es por eso que yo confió en el y el libro publicado es muy bueno ya que nos permite tener la visión de la largo noche noeliberal que vivió el Ecuador.


Leave Comment